Dom. Sep 13th, 2020
    la politica

    Discusiones Políticas

    Las discusiones políticas parece ser el tema candente en estos días, y muchas conversaciones inocentes se convierten en gritos sin que ninguna de las partes pueda hablar en términos generales. Es bien sabido que el país está dividido en muchos temas políticos, y las personas parecen sentirse más fuertes sobre ciertos asuntos que nunca antes.

    Muchas personas participan en discusiones políticas con el propósito expreso de cambiar la mente de otra persona, pero a menudo los ánimos se agravan y nadie deja la conversación habiendo aprendido algo. Hay una diferencia en tomarse en serio una discusión política y simplemente tener una acalorada discusión con alguien.

    La definición general de la palabra discusión es intercambiar ideas. Muy a menudo, las llamadas discusiones políticas no pueden estar más lejos de esta definición. Cuando las personas tienen una opinión muy fuerte sobre un tema, a menudo se niegan a ver el punto de vista de otra persona, y mucho menos a escucharla. Si crees que alguien que conoces podría aprender algo de ti sobre la política, recuerda que probablemente también puedas aprender algo de ellos.

    Para tomar una discusión política en serio, debe estar dispuesto a escuchar, no solo a hablar. Comprenda que parte de lo que compone los sentimientos y opiniones de una persona son sus experiencias. Dado que ciertamente no has tenido las mismas experiencias que otra persona, no puedes esperar estar de acuerdo en todo. Las discusiones requieren que cada parte permita que la otra persona hable por turnos y tenga la oportunidad de decir su parte.

    Al entablar una discusión política con alguien que tenga opiniones diferentes, prepárese para saber si espera que lo haga. A nadie le gusta que le digan que están equivocados, y si realmente quiere que alguien vea de dónde viene, debe prestarles el mismo respeto. Los insultos y la rudeza general no te llevarán a ninguna parte, y tu discusión política civil pronto se convertirá en una discusión.

    Siempre mantén la calma durante una discusión. Si no estás dispuesto a escuchar a la otra persona, entonces tal vez no deberías molestarte en tratar de involucrarlos. Iniciar discusiones simplemente para irritar a la otra parte o insultarlas es a la vez juvenil y carece de un propósito constructivo.

    La otra parte probablemente se siente tan fuertemente acerca de ciertos asuntos como usted, así que no espere que cedan a sus puntos de inmediato. Una buena discusión política no puede tener otro resultado que no sea la oportunidad de comprender los puntos de vista de otra persona y por qué los tienen.

    Es importante participar en discusiones políticas civiles, incluso si siente que no está llegando a ningún lado en términos de cambiar la opinión de otra persona. Todos vivimos en este país juntos, y no importa qué partido esté actualmente en el poder, y es importante simpatizar con todos nuestros compatriotas.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *